Llegan las multas al mundo del patinete, ¿cómo evitarlo?

En las últimas semanas el mundo del patinete eléctrico ha cambiado, ya no puedes hacer lo que quieras con él debido a que en muchas ciudades están empezando a poner multas y restricciones para los usuarios de este producto. Esto lo han hecho para poder tener un control más cercano para este nuevo tipo de movilidad que está llenando las calles españolas. Algunos de los casos más claros son el ayuntamiento de Málaga el cual desde el 2018 ha llegado a multar a más de 700 usuarios. Pero quien supera estos datos es Barcelona, la ciudad catalana, lleva de momento más de 10.000, algo que excede de lo normal para cualquier otro tipo de vehículo.

Una de las grandes razones de estas multas es el desconocimiento de la gente por las leyes que lo regulan. Por eso en vez de dejaros con la duda vamos a explicar cuales son las sanciones que puede a ver para que no las cumplan cuando uses tu patinete eléctrico. Las de carácter leve son circular con cascos o auriculares ya que con ellos no escucharas si te están llamando o los pitidos de los coches. Otra es que haya más ocupantes que plazas, en este sentido los patinetes solo tienen una plaza, por tanto, no puedes llevar a otro acompañante en la misma. Si las infringes podrían llegar a los 100 euros de multa.

Llegan las multas al mundo del patinete. Fuente: shutterstock

Por el otro lado las sanciones graves dependerán de si el patinete es de tipo A que son los más ligeros que no llegan a alcanzar los 20 km/h o el tipo B los cuales son más grandes y con más velocidad. Del primer modelo solo pueden circular a 20 km/h en carriles bici en calzada y en calles residenciales mientras que en parques y calles peatonales solo 10. En las B se cumplen las anteriores, pero no puedes circular en calles peatonales. Además, los jóvenes que no tengan la edad establecida para usarlos serán también sancionados, una medida para que sepan que no pueden ir por sus anchas. La multa rondará los 100 y 200 euros.

Pasando a las sanciones muy graves el coste será de 200 a 500 euros, para provocar ello tendrás que circular de forma temeraria poniendo en riesgo al resto de la gente. También como pasa con los otros vehículos el tener una tasa de alcohol superior a lo permitido serás multado. Al final es como cualquier otro tipo de medio de transporte, se deben cumplir las normas.

Por ello os recomendamos que os compréis uno, ya que si no excedes las normas podrás tener un medio de transporte muy útil para moverte por tu ciudad de camino al trabajo o simplemente para darte un paseo.

0/5 (0 Reviews)
¿Tienes alguna duda o quieres dejar tu opinión? puedes dejarlo aquí

Deja un comentario